Skip to main content

5 oct. 2020

Gestionar la condición corporal – Parte 1

Condición corporal óptima de 3,0 en el secado y el parto

Independientemente de la raza y el número de lactancia, la condición corporal de las vacas debería ser de tres (en una escala del uno al cinco) en el secado y el parto. La puntuación de condición corporal recomendada es un promedio para el rebaño (cuanto más baja sea la variación de la condición corporal entre las vacas del rebaño, mejor).

Los ajustes a la condición corporal se hacen cambiando la alimentación en los últimos meses de la lactancia. Durante el periodo seco en sí, suele ser difícil cambiar la condición corporal más de 0,2 puntos. Esto puede ser crucial para la condición corporal en el parto con el fin de evitar vacas con intervalos de parto largo y, consecuentemente, una producción baja de leche durante la lactancia tardía. La consecuencia suele ser que las vacas se engordan demasiado con el parto.

Las vacas con una condición corporal más alta (≥3,5) movilizan más grasa y pierden más peso tras el parto que las vacas delgadas, lo que aumenta el riesgo de cetosis e hígado graso. La mayor pérdida de peso se debe a que las vacas gruesas comen menos. Al mismo tiempo, suelen tener una producción de leche ligeramente superior, además de una ingesta de alimentos más baja, lo cual aumenta aún más la pérdida de peso.

La condición corporal recomendada de tres es un compromiso entre la condición corporal que proporciona la producción de leche más alta (>3,5) y la condición corporal que causa menos problemas de enfermedades tras el parto (<3,0). La condición corporal de 3 también proporciona una base para una ingesta de alimentos alta al principio de la lactancia y buenos resultados reproductivos. La condición corporal superior a 3,5 proporciona principalmente una producción de leche más alta en cuestión de componentes, debido a una mayor movilización de tejido adiposo y un porcentaje más alto de grasa en la leche.

La tabla de abajo resume la condición corporal óptima para diferentes parámetros.

Parámetro Puntuación de condición corporal óptima
Producción lechera 3,5-4,0
Reproducción 2,5-3,0
Salud y bienestar <3,0
Rendimiento vitalicio 2,5-3,0
Óptimo económico 3,0

Fuente: Garnsworthy (2010)

Por lo tanto, los rebaños con objetivos de producción lechera máxima se pueden beneficiar de planificar para lograr una condición corporal de 3,5. En rebaños de alta gestión, se pueden lograr buenos resultados con este nivel de condición corporal que, por otro lado, exige un mayor énfasis en el mantenimiento de la salud y la reproducción.

Fuente: SEGES, Dinamarca