Skip to main content

5 oct. 2020

División del grupo y cambio de grupo

Evite cambiar el entorno y el grupo cuando se aproxime la fecha de parto prevista.
Tras permanecer en el grupo de secado durante normalmente una semana, es aceptable alojar todas las vacas secas en el mismo grupo durante el periodo seco hasta el cambio al espacio de parto inmediatamente tras el parto.

Sin embargo, si el rebaño se puede subdividir entre las vacas secas y establecer un grupo de vacas preñadas tardías que están muy cerca del parto (un grupo "cerrado"), es incluso una mejor solución. Esto le permite tener en cuenta ciertas consideraciones sobre la vaca individual (comodidad, espacio para alimentarse, etc.). Si el rebaño tiene un grupo "cerrado", las vacas deberían trasladarse allí no más tarde de 10 días antes de la fecha prevista del parto para evitar el estrés de formar nuevas jerarquías que podrían afectar a la ingesta de alimentos.

Cambiar el entorno y grupo muy cerca del parto puede afectar a la ingesta de alimentos, que ya está bajo presión en las últimas semanas antes del parto. La ingesta de alimentos naturalmente disminuye porque el feto ocupa más espacio y porque los niveles hormonales de la vaca se están preparando para parir.

En el grupo "cerrado", es importante evitar el hacinamiento y procurar un espacio individual para la vaca en la zona de alimentación. Esto ayuda a garantizar que la reducción de ingesta de alimentos no resulta en una alta movilización innecesaria de energía antes del parto, lo que podría provocar cetosis de la vaca seca.

Evite trasladar a las vacas entre grupos más de una vez a la semana
Durante el periodo seco, es importante reducir el número de cambios de grupo. Tras el periodo seco, es óptimo que la vaca individual se exponga a un máximo de tres cambios:

  • Desde el grupo de secado al grupo de vacas secas
  • Un posible traslado desde el grupo de vacas secas al grupo "cerrado"
  • Desde el grupo "cerrado" a un espacio de parto conjunto o individual

Cada vez que se introduzcan nuevas vacas en un grupo, las vacas gastarán energía en establecer un nuevo orden de rango, y esto afectará a su ingesta de alimentos durante un periodo crítico. Por tanto, solo debería haber un cambio de vacas entre los grupos una vez a la semana, ya que esto proporciona un menor tiempo total con una jerarquización inestable en los grupos.

Tenga cuidado con el aislamiento temprano en el parto
En estado salvaje, las vacas normalmente se retiran del rebaño de 3 a 5 horas antes del parto, y la vaca generalmente prefiere parir sola. Sin embargo, el aislamiento prematuro de las otras vacas antes del parto es estresante para la vaca y puede afectar a la ingesta de alimentos y promover el riesgo de problemas metabólicos tras el parto.

Por tanto, la disposición ideal es que la vaca pueda trasladarse a un espacio de parto independiente con barreras cuando el parto esté en progreso. Así la vaca aún podrá ver al rebaño del que está separada, y puede satisfacer su necesidad natural de parir sola.