Skip to main content

5 oct. 2020

Alimentación y energía durante el periodo seco - parte 5

Minerales: Enfoque en sodio, potasio, calcio y magnesio

Cuando se alimentan vacas secas, la ración no debería contener alimento con alto contenido en sodio o potasio, y normalmente tampoco calcio. Debería, normalmente, evitar el grano con sodio extra, legumbres puras (como alubias) y ensilaje de hierba con alto contenido en potasio.

La forma usada más comúnmente para evitar la fiebre de la leche es disminuir el nivel general de calcio durante el periodo seco. Esto se hace evitando la adición de calcio y alimentos ya ricos en calcio. También existen suplementos alimenticios que reducen el efecto negativo de los altos niveles de calcio en la última parte del periodo seco. Estos suplementos alimenticios ligan el calcio durante su paso a través del tracto digestivo, de forma que funciona de la misma forma que alimentar a los animales con niveles de calcio muy bajos.

Al mismo tiempo, es importante mantener el nivel de magnesio de las vacas secas, ya que una deficiencia de este mineral (<25 gramos al día) aumenta el riesgo de fiebre de la leche.

El contenido de la ración de alimento con la cantidad normal recomendada de minerales para la vaca seca sin calcio a menudo satisfará las necesidades de la vaca y del feto. Si alimenta con raciones ricas en paja o que tienen bajo nivel de proteínas, asegúrese de suministrar minerales para evitar deficiencias.

El suplemento de vitamina D es extremadamente importante durante el periodo seco, ya que esta vitamina controla la asimilación de calcio a través de la pared intestinal y la movilización de calcio y fósforo desde los huesos. Sin embargo, las vacas alimentadas con hierba o que se ejercitan en verano reciben una cantidad suficiente de vitamina D durante ese periodo.