Skip to main content

3 jun. 2020

"Debemos apoyar a los granjeros a hacer frente a lo que la industria y el consumidor final demandan"

Conocedor de los desafíos del sector lácteo y cárnico, uno de los principales objetivos del nuevo Director General (CEO) de VikingGenetics, Henrik Biilmann, es crear valor agregado para ellos, tanto en los mercados nacionales (Dinamarca, Suecia y Finlandia) como en los 50 mercados de exportación.

"Podemos hacer esto de muchas formas, pero es fundamental tener un diálogo con las empresas lecheras y escuchar a los productores para comprendernos. ¿En dónde esperan poder pagar más valor a los granjeros? ¿Qué esperan que los granjeros dominen mejor en 10 años? Cuando tengamos estas premisas resuletas, debemos apoyar a los granjeros e impulsar los programas de selección genética que ayudan a llevar a los mismos granjeros lecheros y cárnicos hacia esa dirección", explica el CEO Henrik Biilmann.

Henrik Biilmann es un líder internacional con amplia experiencia proveniente de cooperativas de granjeros, Arla Foods Amba, y más recientemente en su puesto previo como CEO de Friland, filial de Danish Crown Group, que se centra en la producción de cerdo y ternera orgánico criados en libertad.

En vista de los desafíos a los que se enfrenta la ganadería, el cambio climático, el bienestar de los animales y los efectos de la pandemia COVID-19, Biilmann dice que VikingGenetics juega un papel vital. La empresa, añade, debe responder no solo a los granjeros lecheros y cárnicos, sino también a un consumidor final más informado. "Existe una demanda clara de productos más sostenibles, no solo para contrarrestar el cambio climático, sino también para la salud animal desde el punto de vista de la selección genética".

VikingGenetics tiene una ventaja en la selección genética de animales resistentes con una alta calidad genética para abordar estos problemas, pero el futuro requerirá mucha comunicación a diferentes niveles, y la comunicación es un importante rasgo del liderazgo del nuevo CEO.

Durante estos días convulsos de poca actividad debido a COVID-19, él ha mantenido a los más de 160 empleados informados diariamente y alineados estratégicamente solo semanas después de empezar en su nuevo cargo. "Debemos poder comunicarnos entre los diferentes departamentos de la organización. Las nuevas ideas y los diferentes puntos de vista se comparten fácilmente en la organización, y ésta es la forma más sencilla de garantizar que vas en la dirección adecuada o no".

Biilmann explica que esta ventaja se verá al recibir las sugerencias de las asociaciones de selección genética, cooperativas, distribuidores, granjeros y clientes, y transformarlas en algo valioso. "No es una cuestión de crear esas conexiones, pues ya las tenemos; si no una cuestión de traducir estas charlas en valor agregado", dice.

Henrik Biilmann vive en Stavtrup a las afueras de Aarhus, Dinamarca, tiene 49 años, está casado con Kirsten y tiene dos hijas de 19 y 15 años.