Skip to main content

Mejorar el rebaño con la genética progresiva de VikingJersey

El ganadero de Gippsland Wayne Kuhne sabe que sus nuevas vaquillas de VikingJersey revolucionarán su rebaño como nunca ha visto desde la década de 1980. Wayne y su esposa Lisa tienen 450 vacas en Bushlea Jerseys en Koonwarra, South Gippsland, Australia.

En busca de algo que fuera diferente, hace dos años recurrieron a la Jersey danesa de VikingGenetics con VJ Quintana y VJ Hitman, y ahora están viendo los beneficios en salud, producción y tipo.

«Estamos ordeñando nuestras primeras vacas Quintana y Hitman y estamos muy contentos con su aspecto y su rendimiento», cuenta Wayne, y continúa: «Creo que van a tener una enorme influencia en el rebaño, similar a lo que hizo la genética norteamericana a principios de la década de 1980».

«Las vacas son buenas, fuertes y limpias y tienen buenas ubres. Desde el punto de vista de salud, hay 15 vacas VJ Quintana en el rebaño que no han tenido que tomar ningún antibiótico desde el parto, y todas se han unido entre 42 y 60 días».

Vacas Jersey rentables

Wayne y Lisa llevan 25 años en la granja, pero la historia de la granja familiar se remonta a 1945 cuando el abuelo de Wayne, Norm, puso en marcha Bushlea Jerseys, con la cual siguieron sus padres Keith y Pat.

Ha sido un rebaño Jersey desde el principio. «Nos resulta fácil trabajar con ellas y pensamos que son una vaca realmente rentable—afirma Wayne—. Tenemos una tasa de población bastante alta con 450 vacas ordeñadas en una plataforma de ordeño de 120 hectáreas. Esto es bastante intenso, así que las Jersey se adaptan a nuestra configuración».

Keith reincide en los pensamientos de Wayne sobre el impacto de VikingJersey. «Estos toros Quintana me recuerdan mucho al toro A9 Top Brass que usamos en el los ochenta—cuenta—. Tienen unos hocicos abiertos y muy bonitos, son más altos y potentes pero, a la vez, más limpios. Marcaron la diferencia, al igual que los Quintana ahora».

Nuevos linajes

Wayne dijo que querían «algo diferente» al usar VikingJersey. «Tenía la sensación de que necesitábamos sangre nueva en el rebaño; alguna genética cruzada», indica.

«Nuestra fertilidad estaba aumentando, por lo que quería abordar eso junto con la salud general del rebaño para frenar el uso de antibióticos. VikingJersey tiene un excelente historial en esos aspectos».

Wayne cuenta que le impresionó el sistema de pruebas. «Todo se registra de forma obligatoria: la salud de las pezuñas, las visitas al veterinario… todo para probar al toro, lo que me pareció que era un sistema muy fiable y completo. Lo estoy usando con mucha confianza».

Directamente al origen

Wayne vio que la genética de VikingGenetics comenzó a filtrarse en los Estados Unidos y quedó impresionado con lo que vio. «Tuve la opción de usar toros estadounidenses de raza danesa o toros completamente daneses, y pensé que lo mejor era ir directamente al origen», cuenta.

«Me gusta usar el país de origen para todos los toros. Al compararlos con sus compañeros es mejor que utilizar pruebas de base o convertirlos. Creo firmemente que una buena vaca puede adaptarse a cualquier entorno. Escojo el toro que me gusta y veo si cumple todos los requisitos de lo que necesito en el rebaño y si se compara bien con sus compañeros en su país de origen, si lo cumple es todo lo que necesito».

VikingJersey aporta una nueva combinación al rebaño para evitar la consanguinidad. «Creo que está un paso por delante de la genética estadounidense que hemos utilizado tanto durante una década», cuenta Wayne.

Evitar la consanguinidad

«Desde hace varios años, los puestos más altos han estado muy ajustados. Hay toros que podemos o no usar porque tienen demasiadas hijas o animales emparentados en el rebaño. Eso sin duda fue algo importante al tomar nuestra decisión; estuvimos usando genética norteamericana durante décadas, pero ahora podemos usar genética de VikingJersey en todo el rebaño sin que haya consanguinidad».

La progenie cumple de sobra las expectativas de Wayne y desafía algunas percepciones sobre la apariencia de VikingJersey a la vez que también cumple con cada rasgo de salud.

«Las Quintana son las números uno y dos en el Índice de rendimiento del rebaño en este momento, ya que su producción está muy por encima de la de sus compañeras», afirma Wayne.

Seleccionar la mejor genética

Decidido a hacer cambios, Wayne decidió utilizar a ambos toros: Quintana y Hitman.

«Buscábamos elementos cruzados con dos toros—dice Wayne. Quintana tuvo la mejor popularidad que VikingGenetics ha tenido en mucho tiempo y Hitman ofrecía una puntuación muy alta en los rasgos de las ubres. Hoy en día sus hijas en el rebaño tienen unas ubres extremadamente buenas, por lo que se ha cumplido lo que se había probado».

A Wayne le gusta la cubrición con el semental elegido, y eso fue fácil de hacer con la genética del Jersey danés. «Compraremos toros para ciertos tipos de vacas, pero con la genética de VikingJersey no queríamos tener ningún favorito. Para lograr una visión real de las hijas, al usar el semen nórdico cada vaca de esa mañana tendrá ese toro.

«Se puede hacer la selección genética si se está preocupado por el semen, pero yo confío en el producto y en que nuestras vacas se criarán fieles a ese semen». Desde luego, Wayne no tenía nada de qué preocuparse. El mayor «y mejor» grupo de vaquillas en el rebaño este año es el de VikingJersey, con las mejores vacas con una clasificación de 87 puntos, como una de dos años.

Como muestra de confianza de Wayne, cerca de la mitad o dos tercios del rebaño se unirán a los toros de VikingGenetics el próximo año. «Si ninguna duda volveremos a usar Quintana el año que viene, junto con un par de otros toros de VikingGenetics», afirma.

Más información sobre VikingJersey