Skip to main content

2 oct. 2020

Las zonas de descanso

Hay un número de factores decisivos a tener en cuenta a la hora de planificar las zonas de descanso en los establos abiertos. La superficie ha de ser duradera y fácil de mantener. También debería ser absorbente o permitir que el agua fluya y no se estanque.

Las zonas de descanso deberían garantizar un buen agarre (tracción) para evitar lesiones, por lo que hay que asegurarse de que las superficies no sean resbaladizas cuando están mojadas. El suelo debería ser suave y cómodo, y no duro, frío o húmedo. La superficie debería ser de un material estable para evitar el crecimiento de bacterias patógenas. Las soluciones con esterillas para vacas en establos cerrados garantizan camas suaves y buen apoyo cuando las vacas están de pie.

Es necesario considerar el precio frente a la opción de reducir o aumentar el número de lesiones en los animales. Existen diversas recomendaciones para los establos abiertos y establos cerrados. La más importante tiene en cuenta si las vacas están de pie en el mismo suelo en que yacen. Antes las vacas solían estar en los pastos, pero hoy en día pasan mucho tiempo en el establo. El suelo y las camas deberían aportar comodidad a las vacas modernas y estar hechos de:

  • materiales orgánicos (paja, aserrín y sólidos de estiércol reciclados)
  • camas inorgánicas (arena y colchones de goma)

En la próxima entrada reseñaremos las diferentes opciones de zonas de descanso y a qué se debe prestar especial atención.