Skip to main content

Todo funciona bien con las VikingRed

Christer y Malin Ljungqvist son los propietarios de la granja Nastaviken, en Suecia, con 140 vacas VikingRed, con una gran producción de 12,750 kg de ECM, 4.45% y 3.55% de proteína. Christer y Malin se conocieron en la escuela de Agricultura de Halmstad en 1992, y lo primero de lo que hablaron fue de vacas rojas.

Ya han pasado 30 años de su primer encuentro y están muy orgullosos de la familia que han creado con sus cinco hijos y de la granja de VikingRed que tienen al sur de Suecia. La granja era de los padres de Malin. Su padre tenía vacas Holstein y SRB (la raza de vacas rojas suecas que ahora forma parte del programa VikingRed), pero en 1993 Malin aumentó el número de vacas rojas.

«Desde pequeña siempre me han gustado las vacas rojas», afirma Malin. En 1998, Christer y Malin, junto con sus padres, tenían 60 vacas rojas. En 2007, Christer y Malin se hicieron cargo de la granja y decidieron criar solo VikingRed.

Selección de VikingRed guiada por NTM

NTM (Mérito Total Nórdico) es la principal herramienta utilizada para seleccionar la nueva generación de vacas lecheras en la granja de VikingRed Nastaviken.

«Antes de la era de la genómica, buscábamos los mejores toros y los usábamos mucho, pero ahora, cuando elaboramos el plan de selección genética, nuestro análisis es más extenso porque podemos analizar a todas las hembras y utilizar el NTM como guía principal», nos cuenta Christer. «Todo funciona a la perfección con nuestras vacas VikingRed. Son fuertes, muy sanas y de buen mantenimiento. La incidencia de tratamientos es baja, se ordeñan muy bien y además de eso son rojas, un color muy agradable», explica Malin.

Los datos de producción confirman sus palabras: 12,750 kg de ECM con 4.45% de grasa y 3.55% de proteína. «Queremos tener vacas que pasten y produzcan, y además nuestras vacas son muy bonitas», cuenta. Las VikingRed son vacas muy sanas y tienen la mayor producción lechera y sólidos entre las vacas rojas de todo el mundo.

 

Los análisis genómicos: una decisión de éxito

La familia Ljungqvist estuvo entre las primeras granjas lecheras de Suecia en realizar el análisis genómico de las hembras en 2013. Esta decisión les permitió alcanzar un nuevo nivel con su rebaño. «La información obtenida del análisis genómico de las hembras la utilizo para elaborar el plan de selección genética, que consiste básicamente en inseminar a las hembras de alto NTM con semen sexado. Además, usamos semen de carne para las vacas de bajo NTM», añade Christer.

Con un promedio de NTM 14 en sus vaquillas VikingRed, Christer explica que este número les permite vender el exceso de vaquillas, no solo las de mayor valor en la escala NTM ni tampoco las de menor valor. «Nuestro objetivo es vender vaquillas preñadas. Creemos que es bueno venderlas, lo hemos hecho frecuentemente a diferentes países», nos cuenta. Han exportado vaquillas a Inglaterra, España, Turquía, Italia y Rusia.

Las VikingRed son famosas por su excelente fertilidad y facilidad para el parto, y suelen estar entre las mejores valoradas en los índices locales internacionalmente. «Con la genómica nunca tenemos vacas malas, todas son buenas y algunas son extraordinarias, lo que sube el promedio», dice Christer.

Un buen equipo para un buen rebaño

«Malin y yo formamos un buen equipo. Tenemos mucho cuidado y sabemos combinar los rasgos para obtener las mejores vaquillas con los toros elegidos», afirma Christer con orgullo. «Ella tiene buen ojo para las vacas, ve una vaca y enseguida sabe si tiene algún problema. A mí se me da mejor saber el tipo de alimento que necesita», ríe.

Todos llevan la selección genética en la sangre, Malin nos cuenta que todos los miembros de la familia tienen su papel en la granja, más pequeño o más grande, y que a todos les encantan las vacas VikingRed. Sus hijos, Calle, Maja, Annie, Olle y True, tienen entre 13 y 23 años, y han encontrado su hueco en las múltiples tareas de la granja.

Mayor interés por la eficiencia alimentaria

Los Ljungqvist están convencidos de los beneficios que van a obtener con el Índice de Alimentación Ahorrada, recientemente incluido en el NTM. «Confiamos en los estudios y somos conscientes de la importancia de los resultados de la investigación que VikingGenetics está llevando a cabo», dice Christer.

«En relación con la eficiencia alimentaria, es muy interesante saber que con menos vacas podremos producir más y tener más información sobre el pienso, que representa más de la mitad de los gastos de la granja. Es muy importante tener vacas sanas y con eficiencia alimentaria», observa.

Datos sobre la granja

  • 1 empleado además de los miembros de la familia
  • 2 robots
  • El intervalo entre partos es de aproximadamente 12 meses
  • 140 vacas VikingRed
  • Área: 140 ha.