Skip to main content

“Hemos terminado con vacas que nos cuidan como yo quería”

Tom y Karen Halton de la granja Halton Farms se han convertido en los pioneros de su comunidad de granjeros local. Hace 12 años, cambiaron al cruzamiento en su granja de Cheshire. 

Tom y Karen Halton de la granja Halton Farms se han convertido en los pioneros de su comunidad de granjeros local. Hace 12 años, cambiaron al cruzamiento en su granja de Cheshire debido a problemas con la fertilidad y la mala salud en general de sus Holstein puras. Con 530 vacas que producen más de 11 500 litros por vaca al año con altos componentes, la excelente salud y el rendimiento de la fertilidad de la granja Halton Farms es algo que la comunidad de granjeros admira.

Vacas sanas que cumplen las expectativas

Las vacas ProCROSS están haciendo lo que los Halton estaban buscando. «Hemos terminado con vacas que nos cuidan como yo quería. No tenemos que gastar tiempo en tratamientos. Nuestro uso de antibióticos y medicamentos en general ha disminuido considerablemente», explica Tom.

«No tenemos nada parecido a un establo con vacas enfermas. Caminas por el corral a las cuatro y media de la mañana y es un placer, porque todas están felices y sanas. Es verdaderamente increíble, nos encanta», añade Karen.

La pareja explica que las vacas no necesitan el mismo tipo de atención médica como antes de que hicieran el cambio al cruzamiento. «Eso ha supuesto un enorme ahorro en las facturas de los veterinarios para el hogar familiar», dice Karen.

Un descubrimiento que les ha cambiado la vida

El camino de la pareja hacia ProCROSS comenzó con un guiño tecnológico, cuando Karen enseñó a su marido Tom a usar un iPad. Por aquel entonces, Tom podía ver cómo el sistema de cruce de tres razas ProCROSS funcionaba en los Estados Unidos, y esta ventana de Internet cambió sus vidas.

«Ver ese vídeo de granjeros contando sus experiencias y esos rebaños de vacas, todas del mismo tamaño, era espectacular. Pensé que eso era para mí», comenta Tom. «Encontró ProCROSS en Internet y empezó a gritar “corre, mira esto, ven y mira este vídeo, dios mío, es increíble que esto esté en América. Esto es lo que quiero hacer”. Me lo vendió enseguida», añade Karen.

La familia de Tom ha estado trabajando en la finca Rode Hall Estate en Astbury, cerca de Congleton, Cheshire, desde 1968, ordeñando 200 vacas en tres sitios. En 2012, Tom y Karen fundaron Halton Farms LTD en el mismo sitio en Astbury, cerca de Congleton en Cheshire. Se llevaron todo el rebaño a un nuevo establo y construyeron una nueva sala de ordeño con salida rápida.

Antes de intentar el cruzamiento producían 7000 litros, pero tenían muchos problemas de salud. «Sentía que cuidábamos a las vacas en vez de que las vacas nos cuidaran a nosotros», se queja Tom.

«También llegué a la conclusión de que habíamos llegado demasiado lejos con la raza Holstein. Teníamos estas vacas que intentaban producir más leche con el forraje y el pasto, pero no era el animal adecuado para nosotros».

Karen también notó que las vacas no estaban tan sanas como ellos querían. Tenían unas patas muy delgadas, lo que junto con el historial que tenía en caballos hacía que Karen desconfiara de la raza.

Como muchos granjeros, Tom había usado a las Holstein puras como tradición. Su padre lo había hecho, pero Tom cambió de rumbo impulsado por la necesidad de tener vacas más fuertes.

El deseo de llegar a una conclusión firme

Pasar de las vacas Holstein puras al cruzamiento no fue una decisión fácil, pero el tiempo ha demostrado que fue la correcta. Cuando Tom estaba investigando sobre el cruzamiento, el grupo de discusión de la granja del que formaba parte le planteó serias dudas.

«Fue como “oh no, perderás el valor de tus vacas, perderás leche, de estas razas de carne nunca obtendrás leche”. Pero como había investigado bastante, sabía que era para mí», dice satisfecho de la decisión que tomó a pesar de los comentarios.

El coraje de Tom y Karen para mantenerse firmes y escoger un camino inusual ha dado sus frutos. «Ahora, echamos un vistazo a lo que hemos hecho y lo que hemos conseguido y estamos muy orgullosos. Vas al corral por la mañana y es muy satisfactorio, porque ya no estás tratando con animales enfermos», dice Karen.

Una mejor fertilidad con un valor de £50 000

También están invirtiendo menos dinero en el maíz y en la inseminación artificial, esta última gracias a una mejor tasa de inseminación. «Tenemos una fantástica tasa de preñez de más de 28 todo el tiempo. A veces hemos estado en los 30 y eso es un gran impulso para los ingresos de las granjas lecheras», explica Karen.

Cuando comparan su productividad, sobre todo con la fertilidad, han notado una gran diferencia. «Estamos a miles de kilómetros por delante de lo que solíamos estar. Creo que todo lo medimos mucho con la fertilidad, miramos atrás y teníamos una tasa de preñez de 24.

Hicimos un cálculo que comparado con una tasa de 31 de ahora tenía un valor de £50 000. Lo que vemos no es dinero en efectivo, sino que es dinero que está invertido en el negocio y que no hemos malgastado en una mala fertilidad», aclara la granjera.

Con estos resultados, los Halton tienen mucha más rentabilidad con vacas con las que son más fáciles de trabajar, y los números hablan por sí solos. Halton Farms tiene ahora 530 vacas y 300 seguidores que producen más de 11 500 litros por vaca al año. Logran un mínimo de 3,8 % de grasa y 3,3 % de proteína.

«De ningún modo volvería a como estaba antes»

«Debería haber hecho esto hace 20 años. Es difícil explicar el hecho de que con el respaldo de VikingGenetics y Coopex, puedes tener vacas que te van a cuidar en lugar de gastar todo tu tiempo y energía en cuidarlas a ellas».

«No escuches a la gente que te dice que vas a perder el valor de tu rebaño, porque estas vacas son mucho más prestigiosas de lo que piensas. Tienen leche, calidad de la leche y tienen todos los rasgos de salud; así que no lo pienses más y ponte manos a la obra», resume.

Karen y Tom están encantados con el vigor híbrido que obtienen al combinar las razas VikingRed, VikingHolstein y Coopex Montbéliarde. «La gente no lo entiende hasta que no lo prueba. De ningún modo volvería a como estaba antes.

Descendencia de calidad

La pareja también está sorprendida con la calidad de las crías. «Las crías cruzadas tienen mucha más viabilidad, fuerza y vigor. Creo que esa fue la primera señal de mejora. Después, las vaquillas crecieron más rápido y llegaron antes a su peso ideal», comenta Tom mientras Karen, que es la que se ocupa de las crías recién nacidas, añade que son fáciles de manejar desde el primer día.

«Obtenemos buen calostro de las vacas ProCROSS, que tienen muy buenas grasas altas. Criar con ellas es muy fácil. Una vez que nacen y caen al suelo ya son fuertes, lo cual es fantástico para mi trabajo», dice Karen y añade: «Me acuerdo de las crías Holstein, no siempre pude hacer que bebieran 4 litros y tenían que beber 4 litros. Estas crías beben 4 o 5 litros cuando pesan 40 kilos».

Tom todavía tiene algunas Holstein y cuando las compara con las vacas ProCROSS se queda fascinado. «Las Holstein puras son mucho más delgadas y requieren mucho más trabajo de mantenimiento que las vacas cruzadas que tenemos. Para mí, ahora las Holstein no pegan nada en el rebaño», dice Tom.

«Estoy enamorado del aspecto de la vaca cruzada que tenemos. De su fuerza y la facilidad de trabajar con ella», concluye.

La granja Halton Farms recibe muchos visitantes de granjeros interesados en saber más sobre el cruzamiento. Ellos están encantados de poder compartir su experiencia. Tom y Karen recomiendan a las personas que se dejen aconsejar por expertos como Coopex y VikingGenetics.

«Necesitas un especialista. No contactarías a un electricista para que te aconsejara sobre fontanería. Necesitas ir al lugar correcto para obtener las respuestas adecuadas. En lugar de perder el tiempo, ve y visita algunos lugares que ya lo hayan hecho. Ve y compra algunos animales de raza cruzada con los que puedas empezar de inmediato», dice Tom.

Karen dice que ha sido una travesía asombrosa. «Mi consejo para cualquier granjero lechero es que deje de pensar y se ponga a ello. Me alegro tanto de que Tom lo haya hecho, que se armara de valor y diera el paso y lo haya hecho de todo corazón. Si vas a hacer un poco de esto y un poco de aquello no merece la pena. Limítate a lo que estás haciendo y hazlo bien. Si te lo estás planteando, habla con alguien y ve por ello. Hazlo y no mirarás atrás».

Datos de la granja Halton Farms

  • Número de empleados: 11 con Tom y Karen
  • Tamaño de la granja en hectáreas: 220 ha
  • Producción: 11 500 litros
  • Grasa: 3,8 %
  • Proteína: 3,3 %
  • Sala de ordeño de Dairymaster 2040 con salida rápida
  • Vacas en el rebaño: 99 % ProCROSS, 1 % Holstein