Selección genética próspera a cargo de mujeres fuertes 

Que las mujeres estén encargadas del plan de selección genética en las granjas lecheras de Finlandia, uno de los países de VikingGenetics, es algo usual. Las mujeres llevan realizando esta labor desde hace décadas, y no hay motivos para que las cosas cambien. 
Nos hemos encontrado con Anuriikka Lallukka, una de estas firmes mujeres encargadas de la selección genética de ganado lechero. Anuriikka gestiona un rebaño de 70 vacas (80% VikingRed y 20% VikingHolstein) junto con su marido Markku.

"Cuando tenía seis años, anuncié a mi familia que iba a ser agrónoma al hacerme mayor", dice Lallukka sonriendo. "Nunca lo fui, pero sí que estudié para ser agróloga. Nunca pensé tampoco que iba a estar manejando una granja, pero aquí estoy", añade. 

Cómo llega a ser madre de dos hijos y a gestionar una granja con su marido es algo que empieza en un entorno urbano, una vez que termina sus estudios y consigue su primer trabajo en una granja. Un buen día le echó el ojo a un granjero soltero y el resto ya es historia. 

La pareja lleva juntos ya casi 20 años. Recién se había mudado a la granja, Anuriikka mantuvo su trabajo como asesora de selección genética en FABA (Asociación Finlandesa de Selección Genética de Animales), el propietario finlandés de VikingGenetics. También estuvo trabajando como asesora de granjas lecheras. El matrimonio comenzó a construir el nuevo establo en 2010. Entonces se hizo necesario que ella trabajase a jornada completa en la granja. 

Sus abuelos tenían una pequeña finca donde ella pasaba la mayoría de los veranos, y por eso sintió desde pequeña que era una chica de granja, aunque hubiese crecido en la ciudad. Llevar el manejo de un establecimiento lechero a la par de su vida hogareña junto a su familia siempre le ha resultado algo natural. Seleccionar genéticamente y desarrollar el rebaño es su labor, mientras que Markku se centra más en la ganadería, la maquinaria y gestiones generales, como la alimentación de los animales.

Lallukka no cree que ser mujer aporte ventajas especiales a la hora de tomar decisiones de selección; todo se reduce a las habilidades naturales y los intereses de la pareja que lleva la granja. "Lo más importante es dividir los trabajos y las obligaciones, para que haya un equilibrio. Se trata de ser cooperativos y colaborativos. Nosotros debatimos juntos las decisiones importantes", dice Lallukka, y su marido se muestra de acuerdo. 

A la hora de tomar decisiones relativas a la selección genética, confía en su propio juicio, pero siempre consulta al asesor de selección genética de Faba. El trabajo en equipo con el asesor de selección genética ha funcionado muy bien: el rebaño se ha desarrollado mucho en los últimos siete años. El objetivo de la granja Lallukka ha sido seleccionar vacas saludables, aptas para robots y de alta producción (la vaca invisible). También realizan muchas pruebas genómicas en sus vaquillas, pues forman parte del proyecto VikingGenetics LD, en el cual los productores reciben el apoyo de VikingGenetics para testar genómicamente a todas las hembras del rebaño. 

Al preguntarle si tiene un toro favorito, responde: “Peterslund ha sido mi favorito desde siempre. Sus hijas han tenido siempre una producción alta, además de ser saludables y fáciles de manejar. Exactamente las vacas invisibles que queremos", dice Lallukka. "Peterslund ha sido uno de los toros VikingGenetics que mejor vende desde siempre". 

"Apegada a la vacas"

El matrimonio Lallukka ha logrado sus objetivos mediante esfuerzo, planificación cuidadosa y elecciones difíciles en lo relativo al sacrificio de animales. El sacrificio de animales no es la tarea preferida de Lallukka. "Me apego fácilmente a los animales", admite. Y añade que eso es lo que peor lleva de la selección genética y la gestión de la granja: "Siempre me afecta y me entristece cuando tenemos que deshacernos de vacas que han estado con nosotros mucho tiempo". 

Este apego a los animales ha sido una constante en su personalidad desde niña. Pero por otra parte, esta actitud de cariño hacia los animales supone una fuerza oculta. "Mi abuela, Aini Rytkönen, me dijo que si te portas bien con los animales, ellos se portarán bien contigo. Es algo muy cierto y siempre he actuado en consecuencia. Los técnicos inseminadores, los veterinarios y otras visitas se sorprenden mucho al ver nuestro rebaño: las vacas se portan tan bien y son tan dóciles que gestionar nuestro rebaño es muy fácil", explica Lallukka. 

Granja Lallukka:

  • Vacas: 70
  • Establo abierto con un robot de ordeño, construido en 2010
  • Producción media de 9,400 kg
  • 4.4% de grasa
  • 3.6% de proteína

The latest news

NewVikings - VikingJersey
Lea más aquí
14.08.2018
Reproducción - Tecnología para detección del celo 
Lea más aquí
14.08.2018
Reproducción - La detección visual del celo
Lea más aquí
07.08.2018
Los tres rebaños daneses con más altas producciones - Torben Thorsen
Lea más aquí
30.07.2018
Los tres rebaños daneses con más altas producciones - Bjarne V. Hansen
Lea más aquí
23.07.2018
Los tres rebaños daneses con más altas producciones - Lars Remme
Lea más aquí
20.07.2018
Los toros Viking comienzan a ser famosos en Kenia
Lea más aquí
19.07.2018
Menor producción de metano es posible con selección genética
Lea más aquí
19.07.2018
Salud Mamaria - Todos los consejos
Lea más aquí
12.06.2018
Salud Mamaria - Prevenir la mastitis se equipara con rentabilidad
Lea más aquí
05.06.2018